Misceláneos

Rutinas de escritores ? ¿Cuál es la mezcla perfecta de genialidad y dedicación?

11 Sep 2017 By Rigo 0 Comentarios

Hola de nuevo, pequeños momokienses, y bienvenidos un domingo más a otro de nuestros posts de curiosidades literarias. Hoy os traemos algo que seguro que a muchos os intriga. Y es que, sed sinceros, ¿nunca os habéis planteado cómo consiguieron los grandes escritores sus habilidades? Si escribís, o si simplemente sois curiosos, seguro que en algún momento os ha entrado la duda.


Pues bien, sea como sea, hemos descubierto hace poco que se analizaron las rutinas de escritores famosos de varias épocas. Fruto de este análisis, comprobaremos si existe algún patrón que compartan varios de ellos, o algún detalle que justifique tanta genialidad. Hemos conseguido los datos de las infografías de la web Info We Trust.


Y nada más que decir... ¡Empecemos de una vez el estudio! ;)


Rutinas de escritores - Actividades a tener en cuenta


Vamos a ir despacito y con buena letra, que es como salen bien las cosas. Antes de empezar con ninguna de estas rutinas de escritores dividiremos las 24 horas del día en diversas actividades, a las que todos ellos dedicaban un porcentaje de su tiempo.


rutinas de escritores


Quizás la que más nos interesa es la de Trabajo principal, pero hay que tener muchas otras en cuenta. En este estudio se tienen en cuenta los Otros trabajos que realizaban estos genios, así como las horas dedicadas a Dormir o a la Vida social y comidas. Incluso queda espacio para el Ejercicio físico, porque ya sabéis lo que dicen: "Mens sana in corpore sano".


Una vez contempladas todas las variables del estudio, y ahora que ya sabemos con qué colores relacionar cada una de ellas, sí que podemos comenzar a analizar las rutinas.


1. Rutinas de escritores - Honoré de Balzac


Balzac es uno de los grandes exponentes de la novela realista del siglo XIX. Uno de sus trabajos más destacados fue La comedia humana, un compendio de novelas en las que se intenta analizar la sociedad francesa de la época. De Balzac se dice que era un escritor muy metódico. Escribía unas 16 horas al día por lo general. Padeció de mala salud a lo largo de toda su vida, hecho que se le achaca a sus intensivas jornadas de trabajo.


rutinas de escritores


Lo que funcionaba para este grande de la literatura era, sin duda alguna, el trabajo intensivo. Desde por la mañana, hasta bien entrada la tarde, lo único a lo que dedicaba Balzac su tiempo era a la escritura. Sólo a primera hora de la mañana se tomaba un descanso para hacer una pequeña siesta, antes de retomar su trabajo hasta el anochecer. Se iba a dormir excesivamente temprano y se levantaba a las dos de la madrugada, cuando empezaba de nuevo con su labor. Para su rutina, el escritor se valía de gran cantidad de café, llegando a tomar hasta un total de 50 tazas en un sólo día.


2. Rutinas de escritores - Charles Dickens


Uno de los grandes exponentes de la Literatura Inglesa. Dickens ha pasado a la historia por su obra en la época victoriana, siendo el humor y la crítica social sus características más representativas. Entre sus títulos destaca Oliver TwistGrandes Esperanzas.


rutinas de escritores


Dickens se iba a dormir a las doce de la noche, despertándose a las 7 de la mañana. Se tomaba hasta las 9 aproximadamente para desayunar y prepararse para un nuevo día de trabajo. Acto seguido, el escritor se ponía manos a la obra y comenzaba a crear. Hasta la hora de la comida Charles se mantenía encerrado escribiendo. Para su trabajo, Dickens necesitaba estar en una tranquilidad absoluta, sin ser molestado por nadie. Después de un largo paseo a primera hora de la tarde, volvía a casa, cenaba y se dedicaba por entero a sus reuniones sociales con amigos.


3. Rutinas de escritores - Gustave Flaubert


El escritor que dio vida a Madame Bovary fue el novelista y dramaturgo francés Gustave Flaubert. Inició los estudios en Derecho, que abandonó alegando problemas de salud que requerían su tiempo. Sólo se le conoció un amor en toda su vida, y fue su largo y tormentoso idilio con la poetisa Louise Colet.


rutinas de escritores


Flaubert concentraba su producción literaria por las noches. Después de cenar y de charlar con su madre, el escritor se metía de lleno en su labor. Dormía desde las 3 de la madrugada, aproximadamente, hasta las 10 de la mañana. Desde que se levantaba hasta el mediodía, el escritor francés se preparaba para una nueva jornada con chocolate frío y una conversación con su madre, ojeando el periódico y fumando su pipa. La tarde la empleaba, principalmente, formándose y leyendo. Es cierto lo que dicen de que para saber escribir, primero hay que leer mucho.


4. Rutinas de escritores - Thomas Mann


Thomas Mann, ganador del Premio Nobel de Literatura del año 1929, es uno de los grandes exponentes de la Literatura Universal. Su obra más conocida es La montaña mágica. Firme detractor del nazismo, Mann desarrolló su actividad en una época convulsa y llena de conflictos a nivel mundial.


rutinas de escritores


Desde la medianoche, hasta las 8 de la mañana, eran las horas que el escritor dedicaba a recuperar energías para el día siguiente. Al despertarse, Mann se tomaba poco tiempo para darse una ducha y desayunar ligero. Acto seguido, alrededor de las 9 de la mañana, es autor se dedicaba por completo a la escritura. Al llegar el mediodía, Mann comía y a continuación se dedicaba a la lectura, para luego descansar una hora a media tarde, justo antes de comenzar con sus reuniones sociales y sus revisiones de artículos. Estas cenas con invitados solían durar hasta la medianoche.


5. Rutinas de escritores - Victor Hugo


Otro de los pesos pesados de la Literatura Universal. Victor Hugo fue uno de los autores románticos más relevantes de la historia. Con obras como Nuestra Señora de ParísLos miserables, Higo se ha ganado un merecido hueco en la historia de la literatura. Muchos no lo saben, pero la mayor pasión del escritor en su infancia era la pintura. Esta afición le duró toda la vida.


rutinas de escritores


Lo primero que sorprende de la rutina de Victor Hugo son las dos horas que empleaba para sus manuscritos. De diez de la noche, hasta las 6 de la mañana, el autor dormía habitualmente. Justo a las 6 despertaba por el disparo del fuerte. Con un café y dos huevos crudos, Hugo ya estaba preparado para empezar el día. Solía tener invitados para comer, a los que recibía al mediodía. Otro exponente del Mens sana in corpore sano, Victor Hugo hacía ejercicio religiosamente en la playa después de la comida. Además de esto, el escritor visitaba con regularidad al barbero.


5. Rutinas de escritores - Maya Angelou


No sólo fue una poeta y novelista. Angelou también fue una conocida cantante y actriz. La escritora, nacida en Saint Louis (Missouri), se inició en el mundo de las letras después de haber tenido innumerables trabajos anteriormente. Una frase de la escritora, y que viene a cuento por tratar acerca de su rutina, es "Hago de la escritura una parte tan importante de mi vida como comer o escuchar música."


rutinas de escritores


Después de despertarse, poco antes de las 6 de la mañana, la escritora se dirigía invariablemente a una habitación de hotel que alquilaba para trabajar. La autora confesó que necesitaba aislarse del mundo para poder crear. Se llevaba consigo una serie de objetos, entre los cuales se encontraban una Biblia y un diccionario, y se enclaustraba de 9 de la mañana a dos de la tarde. Después de realizar la labor diaria, la escritora releía su trabajo y ya se preparaba para las labores de la casa. A la noche compartía sus textos con su marido, antes de irse a dormir, alrededor de las diez de la noche.


6. Rutinas de escritores - John Milton


Reconocido poeta inglés del siglo XVII. Comenzó la carrera eclesiástica, pero la abandonó para retirarse en la casa de sus padres y escribir. Animado por su padre, Milton estudió las lenguas antiguas y cultivó su amor por las letras. Areopagítica es una de sus obras más conocidas, a favor de la libertad de expresión.


rutinas de escritores


Milton se despertaba muy temprano, a las 4 de la mañana. En el tiempo que transcurría hasta las 7, el poeta se tomaba su tiempo para meditar y escuchar algún fragmento de la Biblia. A las 7 de la mañana comenzaba su labor de escritura. Más bien, en su caso, de dictado. John Milton se quedó ciego a los 40 años y desde entonces tuvo que valerse de asistentes, tanto para leer como para poder escribir. Al mediodía comía y acto seguido se pasaba casi toda la tarde caminando por su jardín. Sobre las cinco de la tarde, Milton recibía visitas y se relajaba las últimas horas de su jornada.


7. Rutinas de escritores - Immanuel Kant


Reconocido filósofo prusiano, que escribió obras tan relevantes como la Crítica de la razón pura. Kant es el único de los escritores seleccionados para este artículo que no era propiamente un escritor. Aunque se desarrolló fundamentalmente como filósofo, Kant es todo un referente cultural y literario por muchas de sus obras.


rutinas de escritores


Kant se despertaba a las 5 de la mañana, momento en que se tomaba un té y fumaba su pipa para despertarse. Una hora de escritura a eso de las 6 de la mañana, justo antes de ponerse a leer. La lectura era fundamental para él, un hombre culto en continua formación y en contacto directo con muchas de las corrientes de pensamiento de la época. Antes del mediodía Kant se marchaba a un pub, donde realizaba la única comida real del día. A las tres de la tarde daba un pequeño paseo, para después realizar una visita a su amigo Joseph Green. Antes de dormir, leía unas cuantas horas, antes de las diez, momento en que se iba a la cama.


8. Rutinas de escritores - W. H. Auden


Escritor nacido en el Reino Unido a principios del siglo XX. Auden no tardó en mudarse a Estados Unidos, donde realizó su labor como escritor. El autor fue tanto novelista, como dramaturgo y guionista. Como curiosidad, Auden se casó con Erika Mann, la hija del afamando escritor Thomas Mann.


rutinas de escritores


Aquí tenemos de nuevo a un escritor que centraba casi la totalidad de su día a día en la escritura. Desde que se levantaba por las mañanas, a eso de las 6 de la mañana, el autor se ponía a trabajar. Para rendir al 100% estas horas de trabajo que tenía por delante, Auden solía tomarse unas anfetaminas para aumentar la concentración. Paraba brevemente para comer y al mediodía continuaba con su trabajo. A eso de las nueve de la noche, dejaba la escritura a un lado y se preparaba para una reunión con amigos antes de la cena. Después de cenar, se disponía a irse a la cama, eso sí, con la ayuda de un barbitúrico.


Esperamos que os haya gustado esta recopilación de rutinas de escritores conocidos. Quizás os identificáis con alguno.


Como podéis comprobar, a excepción de que todos le dedican parte de su tiempo al mundo de las letras, no hay muchas similitudes entre unos y otros. Quizás no es tanto el hecho de seguir una rutina, sino de crear aquella rutina de escritor que se ajuste a lo que uno necesita y a su ritmo de vida.



Sobre el autor

Rigo


Otros posts que te gustarán :)



¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *